Plug In Polly

Sencillamente complicada y una perfecta imperfección. Nací cuando tenía que nacer; hija de la última generación cuerda, la de los parches de Kiss y las rodillas peladas en los columpios, siempre me recuerdo con algo escrito entre las manos. Mi primer libro fue "El Principito"; mis primeros comics, de Mortadelo y Filemón. A partir de ahí ya perdí la cuenta. Quizá por haber estado siempre rodeada de palabras, decidí convertirlas en mi mundo. Como todo buen escritor frustrado, estudié Periodismo para acabar dedicándome a cualquier otra cosa. Aún no me explico como nadie me paró los pies.