Miguel Grandal

Ciberperiodista apasionado de la comunicación social. Dogmatofóbico y acróbata moral. De naturaleza distópica y amante del burdo escarnio.