La masa enloquece con Love of Lesbian en el primer día del Festival de les Arts 2.0

Con un sol de justicia, con cuatro fans enfervorecidos de Perro, y con muchas ganas de empezar a hacer valer el dos por uno en cerveza arrancaba la jornada del viernes en el Festival de Les Arts de la mano de un concierto que bien podría haber sonado más tarde por la potencia, la contundencia y el buen sonido destilado por los murcianos.

Un gran arranque que se encargó de continuar Ángel Stanich, quien con su guitarra está empeñado en recuperar algunos de los sonidos clásicos de la escena internacional indie rock de los noventa, que por cierto buena falta hace en un panorama tan homogéneo como el que se dibuja en nuestro territorio.

Tras la interesante puesta en escena del cántabro nos fuimos a abrir el escenario principal para escuchar a Manel. Recién llegados del Primavera Sound los catalanes parecen haber apostado en su último trabajo por una fórmula mucho más festivalera que parece les va a mover por toda la geografía española haciendo un folk muy particular y muy arraigado en Catalunya que engancha, a través de esos nuevos ritmos bailables, a todos los que se dejan llevar por baquetas.

A todos o a casi todos, porque la cruz de Manel fue calentarle el escenario a Love of Lesbian, lo que provocó escenas tan lamentables como la presencia de fans de los LOL sentados de espaldas al escenario guardando el sitio para darlo todo más tarde, ya con los cabeza de cartel del viernes en lo alto de la tarima.

festival-de-les-arts-valencia

Pero antes del plato fuerte todavía les tocaba enseñar su producto a The Dandy Warhol y Carlos Sadness con claros y oscuros, temazos y canciones de relleno, ritmos más festivaleros y otros más de tomar frappé bajo el sol levantino.

Ya de vuelta al escenario principal, Love of Lesbian hizo gala de grandeza. El paso del tiempo les ha hecho madurar en lo personal y lo musical y el éxito les ha llevado a cuidar el producto en vivo cada vez más y mejor con una producción impoluta y un show medido hasta la extenuación. Mientras sigan dando con la tecla, el futuro es suyo.

El buen rollo rockero de The Strypes, los hits de The Fratellis y los ritmos de The We Are Scientist ya pasaron a un segundo plano para la masa pero dejaron claro que hay muchos grupos que hay show que valen por ciertos temas nacidos de la inspiración y que prometen mantenerlos en pie durante un tiempo. Mención especial para la psicodelia de Siberian Wolves, qué bien suenan estos chicos.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.