Noel Gallagher y The Prodigy le dan un toque noventero al FIB 2015

Después del aperitivo, eso sí de caviar, que supuso la apertura de puertas en una jornada de vueves que nos dejó el concierto de Florence + The Machine como uno de los candidatos a ‘performance’ de la presente edición del Festival Internacional de Benicàssim, el viernes más ‘remember’ de los últimos años prometía y mucho, especialmente para los más nostálgicos.

Antes de que los grandes aterrizaran en el escenario Las Palmas hubo mucha y buena música. Uno de los grupos con mayor proyección de futuro de la edición 2015 en el FIB, Hölograma, se comía el marrón de abrir el escenario Fiberfib. Lo hacía con la solana y la resaca como banda sonora previa a su actuación. Con ellos nos pusimos rápidamente en modo ‘festivalero’.

El paseo por los tres escenarios activos, además de las carpas, durante la tarde ayer nos sirvió para corroborar el buen hacer de algunas bandas que llevábamos un tiempo esperando para degustar este año. Ese fue el caso de Public Acces T. V. Desembarcados desde el ‘Downtown’ de la Gran Manzana, demostraron estar a la altura de lo que las críticas ya han empezado a barruntar sobre su futuro. El directo de los de Lower East Side estuvo impecable.

Jamie T FIB 2015
Foto: Rosana Castillo

En esa misma tónica, o incluso mejorando la escucha de sus trabajos en formato físico, llegó el directo de Jamie T. Con aires a Arctic Monkeys, y con un ego desmedido, el de Wimbledon parece haber dado con la tecla de lo que la gente quiere escuchar y bailar en su Londres natal y en los festivales de verano. Otro de esos nombres que prometen romperla en menos que canta un gallo.

Tras un breve receso para tomar fuerzas y pasar por el avituallamiento con Palma Violets y su indie-garage-rock, el escenario Las Palmas se vestía de gala para recibir a un trocito de la historia del Festival y, por qué no decirlo, de la música en general. Noel Gallagher hacía aparición sobre el escenario.

Con su look ‘mod’, su ego desatado y con un repertorio que conjuga temazos actuales con himnos que unen generaciones, el de Manchester desató esa sensación que sólo generan los artistas que llevan a sus lomos letras y estribillos como los que el bueno de Noel nos ha ido regalando mientras contemplábamos el crecimiento de este festival.

la foto (25)
Foto: Rosana Castillo

Y después de repasar canciones de sus dos últimos álbumes intercalando hists de Oasis como ‘Champagne supernova’, ‘Masterplan’ y ‘Don’t look back in anger’, sin perder de vista la estética noventera nos sumergimos en la locura electrónica de The Prodigy.

Con la máxima de que, si veinte años no es nada, veinticinco tampoco, los ingleses saltaron la escenario principal con el objetivo de elevar la euforia y exprimir hasta la última gota de sudor de los fibers. Hora y media de big beat, breakbeat, hardcore, rave y electrónica en la que no se dejaron ni un solo temazo de su larguísimo repertorio de ‘masterpieces’.

A partir de este momento, y ya con la gente entregada a lo que viniese, Brodinsky y el resto de DJ’s que completaron la jornada sólo tuvieron que recoger lo sembrado por Liam Howlett, Keith Flint y Maxim. Hasta que salió el sol no nos pudimos ir, y hoy haremos lo mismo. Blur nos espera.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.