El FIB arranca con Florence + The Machine poniendo patas arriba a los fibers

Ayer comenzaba una edición muy importante para el Festival Internacional de Benicàssim. Ya con sus primeros 20 años encima, y con algún achaque de la edad en los últimos tiempos, el FIB, es decir, el festival decano de la música independiente de nuestro país, arrancaba tras los titubeos de algunas de sus últimas edición la vuelta a sus orígenes.

Con el sol de justicia que ha acompañado a todas las ediciones anteriores, se abrían las puertas de esta edición 2015 y de su mano decenas de miles de jóvenes británicos que han venido haciendo grande este espacio más allá de nuestras fronteras. Sus shorts altos y sus six panel hats aderezados con gafas de sol empastaban a la perfección con el look más recatado pero igual de veraniego de los fibers patrios.

Con esto todo esto metro y medio más abajo Trajano! abría el FIB 2015 en el escenario Las Palmas y lo hacía con un directo sin fisuras que transformaba su energía en los primeros pasos de baile cuyo testigo sería recogido con la misma dignidad por Mox Nox en el otro escenario, el Red Bull.

Tres cuartos de hora después de su inicio llegaba el turno de la primera banda británica: Swim Deep. Fue en ese momento cuando la oleada de fibers con pasaporte isleño comenzó a movilizarse. El indie pop de los de Birmingham ponía el punto de partida de una jornada en la que se nos mostró el camino de los futuros Festivales: Conjugar grupos británicos con españoles. Es decir, retomar la esencia de los primeros FIB.

Una apuesta que Ocellot, uno de los ‘tapados’ de la jornada de ayer demostró que puede ser de lo más acertada y si se sabe atinar, como suele suceder, con la selección de bandas patrias. Los catalanes firmaron un concierto tan íntimo como interesante. Ahí hay una banda, señores.

Foto: Rosana Castillo
Foto: Rosana Castillo

Antes, en el escenario principal, una de las bandas nacionales con más recorrido fuera de nuestras fronteras y mejor directo del panorama actual, L. A, firmó otra performance soberbia. Luis Alberto Segura llegaba con Dualize pero, para sorpresa de los presentes, decidió realizar un concierto con la mayoría de sus temas anteriores que sus seguidores agradecieron. Lo de esta banda ya no sorprende a nadie.

Poco a poco el peso de las bandas de ultramar fue ganando peso en el cartel y Clean Bandit dio buena fe de que el pop de los Cambridge comienza a tener cada vez más tirón. El sol ya estaba fuera y la inmensa de mayoría de fibers dentro, disfrutando de su actuación.

Llegados desde las antípodas, otro de los momentos más esperados de la tarde-noche era el concierto de DMA’s. El britpop de estos australianos es de lo mejorcito que se está cocinando en la actualidad y, por lo tanto, un ‘must’ para los seguidores de este estilo musical tan socorrido en el FIB. Apunten bien el nombre de este grupo.

L. A en el FIB 2015

Antes de la medianoche, el escenario Las Palmas se abarrotó para vivir unos de los conciertos más divertidos de la noche. El de Crystal Fighters. Su electroindie buen rollero y su puesta en escena hippie naturalista consiguió contagiar a una platea abarrotada cuya comidilla era la siguientes: “No recordaba que CF tuviera tantos temazos”.

Si los londinenses pusieron la fiesta en la jornada inicial, el conciertazo redondo lo puso Florence + The Machine. No taramos ni un tema en darnos cuenta de que Florence Welch y su melena pelirroja están a otro nivel. Con una voz angelical y una performance a la altura del estrellato que ya les acompaña en las islas y que promete extenderse por todo el globo, la inglesa tiro de repertorio para conmover, contagiar, emocionar y también hacer bailar a los presentes. Van a tener que trabajar mucho para superar este concierto los muchos y buenos grupos que faltan por dejarse caer por el FIB 2015.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.