La utilidad de una toalla

Hoy he de confesar, pequeños ratoncillos míos. Hoy he de confesar que soy algo friki. Bueno, bastante friki. O freak, como prefiráis. Pero no “friki” en el sentido que se utiliza ahora la palabra, sino friki-friki, de las de toda la vida.

He de confesar que me río con las alusiones a la física y a las matemáticas de The Big Bang Theory más que con las situaciones absurdas, que he leído todas las sagas de fantasía que han caído en mis manos, que puedo recitar pasajes enteros de Star Wars sin temor a equivocarme, que me he enamorado platónicamente de más de un personaje de anime o ficción, que he ideado planes en caso de apocalipsis zombies o vampíricos, que mi último disfraz de Halloween fue un cosplay de Misa-Misa, que me trago cualquier película basada en personales de Márvel o DC Cómics que estrenen aunque sólo sea para decepcionarme…En fin, que toda la vida he sido un poco rarilla, antes incluso de que se pusiera de moda.

Por eso hoy vengo a hablaros de uno de los libros de culto para cualquier buen friki o freak o como sea: “La guía del autoestopista galáctico”, del británico Douglas Nöel Adams.

Este autor, de humor ácido e irreverente, trabajó durante sus estudios universitarios el grupo cómico Footlights, larva de los Monty Python, donde conoció a su amigo Simon Jones. Además, colaboró con los famosísimos cómicos del absurdo en el penúltimo episodio de Monty Python’s Flying Circus, donde hacía un careo como Pepperpot with nuclear missile. Por si fuera poco, contribuyó como guionista en el último capítulo, Party Political Broadcast on Behalf of the Liberal Party. Con estas referencias, ya sabéis qué podéis esperar del libro.

Arthur Dent es un humano normal, que despierta una mañana con una resaca terrible y una determinación: impedir que el ayuntamiento derrumbe su casa, una casa más bien fea pero que a la que tiene un especial cariño, para hacer una autovía de circunvalación. Sin embargo, lo que acaban derribando esa mañana para abrir paso al progreso será su planeta. Dent, salvado en el último minuto por su amigo Ford Prefect (discretísimo nombre bajo el que se ocultaba un extraterrestre del extinto planeta Betelgeuse V), se verá de repente perdido, en el más amplio sentido de la palabra, en la desconcertante inmensidad de este universo.

Con un humor al más puro estilo absurdista y esperpéntico valle-inclainsta (o “monty-phytoniano”) y a través de un lenguaje hiperbólicamente descriptivo y cómicamente retorcido el protagonista va pasando de una situación delirante a la siguiente pero siempre imbuidas con una pátina de realidad, de cercanía a situaciones o personajes tan humanos como nuestro único espécimen (masculino) superviviente.

Unos extraterrestres con tan malas pulgas como gusto por la poesía, un presidente de la Galaxia corrupto e irresponsable, un robot maníaco-depresivo, una desertora, un planeta legendario y unos roedores que no son lo que parecen completan el nuevo universo de Arthur, quien lo único que quería al comenzar el día era salvar la edificación carente de simetría que él consideraba su hogar.

Con un final que deja con ganas de más, “La guía del autoestopista intergaláctico” es más que un libro, una saga. Y es que un viaje por el infinito da para mucho. Bajo los títulos de “El restaurante del fin del mundo”, “La vida, el universo y todo lo demás”, “Hasta luego y gracias por el pescado” e “Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva” podréis seguir disfrutando de las aventuras y desventuras de este moderno Ulises intergaláctico.

Por cierto, en honor al libro, y al autor, cada 25 de mayo se celebra “El día de la toalla”, porque una toalla es el elemento imprescindible de todo viajero interestelar.

Por cierto, en 2006, el Señor Buebo (blogger insigne) tuvo la genial idea de aunar la celebración de este día con la del Star Wars Day (día que conmemora el estreno del Episode IV: A new hope) y crear el Día del Orgullo Friki. Exquisito.

Por Plug In Polly

Be Sociable, Share!

¿Ocioso? Lee otros artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.