De vuelta al calendario

Esta sección esta dedicada  hoy a una moda de mediados del siglo XX que está de nuevo resurgiendo; las chicas Pin up.  Mujeres sexys,  en posturas sugerente y eróticas que llenaron los cuartos de muchos chicos y hombres de aquella época. De ahí el termino Pin up, literalmente colgar en la pared.

Al contrario de lo que se piensa, esta tendencia no comenzó en los Estados Unidos en los 50, sino que surgió en el ‘Viejo Continente’, más concretamente en París a finales del siglo XIX.  La ‘Ciudad de la Luz’ estaba de moda. Miles de fotógrafos y demás artistas trasladaron allí su residencia y las mujeres empezaron a formar parte de esas maravillosas obras como modelos. Casi nunca posaban totalmente desnudas; las posturas sugerentes, la ropa interior y una amplia sonrisa fue lo que sirvió de inspiración a muchos artistas.

Después de la Gran Guerra, el puritanismo empezó a decaer. Las mujeres, ya inmersas en el mercado laboral, luchaban por su libertad y ya no se querían estar bajo el sometimiento del hombre. Empezaron a aflorar mujeres guerreras, escritoras, artistas que ya no se escondían detrás de ningún seudónimo. El arte fue la una de las principales vías de liberación de la mujer.

Pasaron los años y este tipo chicas se convirtieron en musas de la publicidad y del Séptimo Arte. Muchas películas hollywoodienses las reclamaban  y las grandes marcas de aquella época no las dejaban escapar. Fuesen reales o dibujadas por la mano de algún gran artista de la época. Así se hicieron famosas desde Marilyn Monroe o la voluptuosa Bettie Page, hasta iconos actuales como Dita von teese. Musas Pin up; ayer, hoy y siempre.

¿Este movimiento ‘de destape’ contribuyó al desarrollo  de la libertad de la mujer o fue solamente un mero cambio carente de trasfondo político?

Los 50  y 60 están de moda y las Pin up han recuperado su sitio en el calendario.  En la actualidad, series como Mad Men, a través de la figura de Christina Hendricks, con su imponente físico en el papel de Joan Holloway, ha recuperando la estética sensual y voluptuosa de aquellas chicas de calendario.

La Red no ha escapado de este resurgir. Ya en 2001 nació ‘Suicide Girls’  que nos muestra una visión del erotismo que se puede identificar con nuevas vertientes del movimiento Pin up.  Otra web interesante es ‘Pin up Clothing’, donde se puede adquirir ropa y complementos que conservan la esencia de las primeras ‘chicas colgantes’.

En el ámbito gastronómico, nos encontramos cada vez más, con restaurantes estilo estadounidense ambientados en esos años donde las camareras y camareros van vestidos de chicos de la época como Tommy Mel´s o Ernie´s station en Madrid.

Y si apetece un buen viaje, algunas agencias te brindan la posibilidad de recorrer la mítica ruta 66 americana en coche o en moto. Al ritmo de rock y swing, quizás vuelvas con tu propio calendario.

Una cosa está clara, está tendencia siempre estuvo latente. La publicidad jamás permitiría que desapareciese. Aquí termina mi pequeño recorrido por la cultura Pin up, un mundo que me fascina y que espero que no acabe nunca.

Por Lilly Rock

Be Sociable, Share!

¿Ocioso? Lee otros artículos:

1 thought on “De vuelta al calendario

  1. Madre mía. Como esta la muchcha culona esa de Mad Men. Me la llevaba a la Ernie´s station a meterle Tommy Mel´s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.