Bananity, cuestión de amor u odio

Algunos pensarán “Bah, otra red social”, y bueno, puede que tengan razón. En cualquier caso, y por si tienen la tentación de dejar de leer, me gustaría avanzar que Bananity, a pesar de ser una red socialno tiene la vocación de convertirse en el nuevo Facebook sino de crear una comunidad virtual alternativa en la que cada usuario interactúa con otros miembros de la red a través de sus filias y fobias. Hecha la advertencia, vamos allá.

 

Antes de entrar en detalles, cabe señalar alguna de las curiosidades que me han llevado a dedicarle una entrada a Bananity.

La primera es que estamos ante una red social 100% española, ideada y puesta en marcha en nuestro país y que -esta sí- tiene una clara vocación de expansión internacional.

La segunda es la gran aceptación que ha tenido. En pocas semanas de vida sus miles de usuarios han conseguido colapsar el servidor en repetidas ocasiones obligando al equipo que forma ‘La sociedad banana‘ a pedir disculpas debido a la falta de previsión ante la masiva afluencia registrada.

La tercera y más curiosa, es que Bananity cuenta con un padrino de excepción como es Andreu Buenafuente, al que pronto veremos de nuevo en la parrilla televisiva. Habrá que estar atento a los guiños que pueda realizar desde su late night show a los ‘bananitos’.

Entrando ya en el ‘ajo’. Baninity es, en resumen, una comunidad virtual donde cada usuario se define por las cosas que le gustan, pero también por las que odia, con el objetivo de encontrar “almas gemelas” a través de la red.

A diferencia de otras redes sociales como Facebook -o la copia mala a la española Tuenti- Baninity no es una red social pensada para informar sobre tu día a día o que permita elaborar una biografía actualizando tu estado o subiendo fotos o vídeos sino más bien enfocada a conocer otro tipo de personas con las que hablar de los temas que interesan.

En la sociedad banana todos sus usuarios pueden crear más contenidos y votar. Los ‘loves‘ y los ‘hates‘ de los usuarios son la herramienta principal para recomendar experiencias y conocer otras personas con los mismos gustos, por muy raros que puedan ser.

Una nueva forma de conocer gente en internet que nació -como casi todas las ideas que triunfan- sin querer. Pau García-Milà y Sergio Galiano, ideólogos y cofundadores de la ‘sociedad banana’ se dieron cuenta un día de que a nadie de su entorno les gustaba un juego de zombies al que ambos estaban completamente viciados. Entonces pensaron que había un nicho de mercado dentro del mundo de las redes sociales en el que, aplicando la filosofía de los foros especializados, poder conocer a gente afín a cosas muy concretas.

Respecto a la interfaz, cabe resaltar que tiene cierto parecido con Facebook con un diseño muy sencillo y con un sistema de manejo del menú muy intuitivo.

Allí, el usuario, que puede registrarse con un pseudónimo, se va definiendo a través de sus gustos y sus odios, además de poder incorporar ‘bananities‘, es decir, temas sobre los que debatir con otros usuarios.

Durante la fase beta hubo nada más y nada menos que 16.000 ‘bananities’ sobre las que los usuarios debatieron en la sección de la página ‘What’s hot‘, entre las que destacaron las referidas a José Mourinho o Leo Messi, y otras más abstractas como las que hacían referencia a los ingredientes de la tortilla de patatas o la impuntualidad.

Visto el gran éxito obtenido, el próximo paso en el que ya trabaja el equipo banana es, además del de expandirse internacionalmente , el de crear su propia aplicación para smarthpones. Algo que podrían tener listo en los próximos meses.

Por ahora la idea ha gustado. Tocará esperar a ver cuál es la fidelización de sus usuarios para empezar a divisar el alcance y el éxito de un proyecto que ha nacido haciendo mucho ruido. ¿Y tú, piensas hacerte perfil?

¡Ah! antes de acabar esta entrada no quería desaprovechar la ocasión para volver a poner de manifiesto una de mis viejas reivindicaciones: La receta ‘Banana split’ es una de las mayores mentiras de la historia. El plátano y el chocolate no pegan. A mí no podréis engañarme, miserables.

Por Diego Vico

Be Sociable, Share!

¿Ocioso? Lee otros artículos:

1 thought on “Bananity, cuestión de amor u odio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.