Hacía tiempo que un sábado de FIB no se parecía tanto a un viernes, un jueves o un domingo. Y es que, a pesar de que el cabeza de cartel no era ni mucho menos cualquiera, los amantes del indie rock -esencia del festival benicense- mantenían discusiones en corrillos si este no era el sábado más descafeinado que recordaban.

No obstante, ya desde el principio había motivos para la celebración de la jornada sabatina en el FIB 2018. Una de las primeras fue Toundra, la banda de rock instrumental más poderosa que existe en estos momento a nivel nacional y cuyos directos no dejan indiferentes a nadie. Cuando todavía el sol aparecía tras el Desierto de Las Palmas, Víctor García-Tapia, Esteban Girón, Guillermo y Alberto Tocado se marcaron un show eléctrico y poderoso como pocos hemos visto en la presente edición.

Toundra | Fotografía: Rosana Castillo.

Tras ellos era el momento de disfrutar en el escenario principal de The Kooks. Una banda muy formalita, ordenada y técnicamente impoluta que va como anillo al dedo al verano y al Mediterráneo. Sus temas más conocidos consiguieron poner caro el acceso a las primeras filas y dejar claro que las guitarras más lentas también enganchan.

The Horrors | Fotografía: Rosana Castillo.

Si The Kooks fueron el día The Horrors fueron la noche. Y es que el post-punk/garage de los de Southend es tan oscuro como delicado y tan sobrio como apreciado por los amantes de las guitarras y el sonido menos ortodoxo. Faris Badwan, el frontliner más ’emo’ que ha pasado por el FIB en mucho tiempo tiene un gusto musical muy personal… que engancha y de qué manera.

The Kooks | Rosana Castillo.

No obstante no sería hasta la conclusión de estos hasta que llegaría el momento de escuchar al cabeza de cartel del día más grande del FIB 2018, The Pet Shop Boys. Así se lo hicieron ver unos fibers que se agolparon en el Las Palmas para ver a una banda que suena demodé, que casa poco con el sonido FIB, pero que sigue teniendo un directo de lo más interesante. Eso sí, más de uno hubiéramos preferido que lo hubieran llevado al sábado y en su lugar hubieran colocado o a Liam Gallagher o a Justice a esa hora y no los hubieran relegado al domingo.

Metronomy | Fotografía: Rosana Castillo.

El fin de fiesta, conciertazo de Metronomy mediante, como no podía ser de otra manera, lo puso Chase and Status volviendo completamente locos a los fibers que, tras tanto bajón, necesitaban zapatilla. Saul Milton y Will Kennard saben qué es, cómo dárselo y eso hicieron.

Be Sociable, Share!
 
Diego Vico
About The Author

Diego Vico

Por suerte, desde que me metí en la Facultad de Periodismo de mi Universidad, he estado trabajando aquí y allá, en un medio y en otro, ganando entre nada y poco, pero disfrutando de escribir que es la pasión de todo periodista. Después de aborrecer las redacciones y de recorrer -a día de hoy- 47 países de cinco continentes he encontrado el medio que más me gusta: Internet. Las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación es sobre lo que voy a escribir en 'Distópicos'. Si os apasionan, o bien las NTIC's o bien la música, no dudes en sugerir, aportar o corregir cualquier cosa en mi Twitter @indierulez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *