Los olores y el sexo. Una combinación que no deja indiferente a nadie.

Si sales a la calle con una grabadora o preguntas en tu círculo de amistades, seguramente todos coincidan en que la ausencia de olor corporal -y si puede ser aderezado con algún agradable y suave perfume- es la mejor de las opciones para sentir atracción sexual hacia un individuo.

Lejos de lo que pudiera parecer, y sin querer negar el argumento de miles y miles de personas (eso sí, siempre son en público) cada vez son más los foros y las personas que se atraven a vociferar abiertamente que le pone el olor corporal, sin pasarse, o que se emana de los fluidos genitales del sexo opuesto.

Cada día salen a la luz más pruebas de que los seres humanos se comunican a través de una química sexual silenciosa. El olor tiene un poderoso influjo en nuestras conductas, incluida la sexual. Ese gusto o placer por olores y ser olido tiene un nombre científico: rinofilia. Cuando el olor despierta el placer sexual se convierte en un estimulante del erotismo.

A este respecto, y aunque alguna mujer no lo crea, es más habitual de lo que piensan escuchar en tertulias masculinas frases como “me encantaría olerle el coño”, “qué rico le debe oler”, o “le comería el culo”, que evidentemente, y por mucha ducha que haya de por medio, conlleva regalarse algo más que un perfume a las papilas gustativas. Por este motivo considero altamente pestilente que algunos publicitas, como los de Evax, se obcequen en privarnos de unos de los olores más intensos de la feminidad. El aroma a menstruación, y más ahora en verano, nos guía a muchos por los senderos del amor. En el metro, en un concierto, en la cola del paro… nunca es ni será un mal momento para disfrutar del rico hedor a fertilidad.

A pesar de estas deshonrosas excepciones, es cierto que en la red los rinofílicos están visibilizando sus virtudes y parece estar de vuelta el ‘Ponerse cachondo’ con la olor de la axila y otros manjares. En realidad no es nada nuevo.

No hace tantos años, las jóvenes europeas que estaban en edad de casarse recurrían a sus axilas para atraer a los pretendientes. Los hombres griegos tenían la costumbre de llevar un pañuelo en su axila para ofrecerlo a la dama elegida para bailar con ella. Y ya en la época victoriana, el hombre acostumbraba a llevar un pañuelo entre sus piernas para seducir a las mujeres; y la mujer dejaba caer al suelo sutilmente un pañuelo que había guardado en su escote… Entre los olores eróticos se encuentran el de sudor, el olor del sexo, el del acto en sí, olores y más olores, tipificados en el código del sexo sin casi darnos cuenta y pasando casi desapercibidos.

Ya en la actualidad, y según asegura un estudio publicado recientemente por la Universidad de Berlín que, si bien el 53% de los encuestados explica que el olor a sudor podría molestarle, entre un 60 y un 70% del medio millar de participantes confirman haber llegado a estimularse con algún olor corporal, ya sea de la axila, del pecho, de los genitales, del ano, del aliento.

Y es que, según este mismo estudio, los olores que más estimulan, lejos de ser los perfumados son el genital, con un 32% y el axila, con un 21%.

Yo firmo debajo y añado el olor anal. Cuán rico es comenzar lamiendo una axila y acabar haciéndolo en el ano.

¿Y tú, padeces rinofilia?

Por Marcin Bezsennosc
Be Sociable, Share!

¿Ocioso? Lee otros artículos:

Tagged with:
 
Marcin Bezsennosc
About The Author

Marcin Bezsennosc

Ul. Ruska 51

3 Responses to Rinofilia: Olores que nos ponen cachondos

  1. Lareche dice:

    pues qué quieres que te diga, yo que sufro el transporte público a diario donde hay mucha axila abierta de par en par…más que excitación me dan ganas de vomitar…

    Mañana me voy a acordar de este post, y mucho..jajaja!!

  2. Cartapacio cartapacio dice:

    Desde luego, queda claro que lo tuyo es el ojete´s flavour…
    Muy explícito. Fantástico.
    No sé si a través de las palabras se puede transmitir cómo lo expresarían Javier Gurrutxaga y Jose Luis Moreno.
    Algo así como: ´ Ummmmm!!. Mmmmaravvillllooooooooosooooo!!. Orgánico, intennnnnnso en booocaaa….
    GUUUUUUIIIUUUUU GUIIIUUUUUUUIIIUUUU!!!!

  3. Marcin Bezsennosc Marcin Bezsennosc dice:

    Gracias Cartapacio. Veo que has captado las reminiscencias Morenianas. Esa es la ilusión que quiere transmitir el movimiento libertador Ojete Power en su vertiente literaria ojete´s flavour.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *