Trabajo de cara al público en una cafetería del centro de Madrid al lado de la sede del partido que nos gobierna. Este hecho me hace ser testigo de numerosas ‘citas celebres’ paridas por toda clase de personajes, sin distinción de sexo, raza y religión. Bueno, de religión si; la católica, apostólica y romana a la que tanta gente de este país está tan unida, y de raza también, la blanca, por supuesto. Eso no quita que algún mexicano un poco morenito, pero eso si con recursos económicos, sea capaz de pedirme un café solo en un incompresible spanglish (“Ponme un black café with a little bit de leche”).

Pues a lo que iba, el otro dia andaba yo tan *feliz silbando y caturrenado del camino al trabajo, rodeada de **pajaritos que silbaban la melodía de mi canción, cuando de repente me entró un escalofrio por la columna vertebral y predije la tarde negra que me esperaba.

El PePé, El Papa y El aborto.

Para conservadores y religiosos, el aborto es el cruel asesinato de pequeños embriones con forma humanita dentro del útero de la mujer, para la mayoría es el aborto a secas y para los murcianos es  el alborto, que como su nombre indica, proviene de  Alborto Ruiz Gallardón. Siempre hemos sido unos visionarios en estos business.

El aborto es un tema que siempre ha atraído el debate, algo completamente comprensible, ya que estamos hablando de futuras vidas que llenarán de felicidad a muchas familias y que colmarán de tristeza a muchas otras.

Cuando llegué a trabajar me encontré con uno de estos debates abierto entre clientes en el que osé en exponer mis ideas y que me hizo recordar quien manda en este país: ¿es Rajoy?, ¿es Alemania?, ¿es la soberanía popular? ¡Noooo! Es DIOS. (como había sido tan estúpida) Todas las muletillas empleadas por esta gente aludían a la “voluntad de Dios”. Incluso una señora que se vanagloriaba de tener una nieta “anormal”, explicaba alegremente, que pese a eso, la habían querido como si fuera “normal”, por aquello de la “voluntad de Dios”. Estas grandes argumentaciones vanguardistas en el ámbito del trabajo social me llevaron a pensar que esta gente que aun no se ha dado cuenta de que Dios no existe, ve oportuno que la religión forme parte de la toma decisiones legislativas que nos atañen a TODOS.

Todas estas falacias religiosas de tertulia de café me llevaron a concluir que, consciente o inconscientemente, hay personas que dejan su vida a merced de la religión, incluso personas jóvenes, a las que se supone que no traumatizaron su infancia con la mística de un dios. Me pregunto qué tipo de educación hemos recibido cuando el mayor defensor del ser humano vive en los cielos, tiene barba larga y va vestido de ibicenco.

Para que nos hagamos una idea de lo que esta a punto de caer:

La historia de la legislación del aborto en España comienza en la 2ª Republica. El Parlamento catalán aprobó una ley muy vanguardista en relación a las del resto de Europa. Permitía, bajo estricto control, la interrupción artificial del embarazo por razones terapéuticas, eugenésicas, neomalthusianas, éticas y sentimentales. Tambien se despenalizó en el resto de España pero duró apenas dos años hasta que Franco llego al poder.

En la Ley Orgánica 9/1985, aprobada el 5 de julio de 1985, se despenalizó el aborto inducido en tres supuestos: riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer embarazada (supuesto terapéutico), violación (supuesto criminológico) y malformaciones o taras, físicas o psíquicas, en el feto (supuesto eugenésico).

Más avances: Ley Orgánica 2/2010

En su Título II, artículos 13 y 14, se concreta la despenalización de la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas del embarazo. Durante este tiempo, la mujer podrá tomar una decisión libre e informada sobre la interrupción de su embarazo. No habrá intervención de terceros en la decisión.

Después de estos avances que ha habido a lo largo de los últimos 25 años, se va a dejar en manos de fanáticos religiosos que defienden la previda por encima de todo, pero que no son capaces de ser coherentes ni en su estilo de vida ni pensamiento, la libre elección de una madre, de una pareja o de una familia, para volver a la época de la dictadura. Van a tirar por tierra los grandes avances científicos que nos rodean que permiten conocer si el niño nacerá con graves problemas y no va a poder llevar una vida larga plena.

Dios no elije por mí, esta no es su elección, es la mia.

Por cierto, os preguntareis quién ganó el debate. Perdí en cantidad, pero aún así me quede satisfecha.

 * Feliz: Retoque literario añadido por la autora
** Pajaritos: Indigentes

Por Lilly Rock

Be Sociable, Share!

¿Ocioso? Lee otros artículos:

Tagged with:
 
Lilly Rock
About The Author

Lilly Rock

Porque el sexo no es solo cosa de penis...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *